Expertos revelan claves para identificar un mal clima laboral dentro de una empresa

Ausencia de liderazgo en la jefatura, relaciones distantes entre los compañeros de trabajo y fallas de comunicación desde la organización hacia sus subordinados, son algunos de los factores que influyen en la creación de un ambiente hostil en el lugar de trabajo.

SANTIAGO.- El clima laboral es el conjunto de situaciones que rodean el entorno de trabajo de las personas, y que son fundamentales para el buen desempeño al interior de una organización. Sin embargo, cuando en ésta no se genera un ambiente favorable, el desempeño de los trabajadores puede verse perjudicado y, con ello, el éxito de una empresa se pone en riesgo. Para María Angélica Zulic, directora de Laborum.com, uno de los primeros elementos que muestran un bajo clima laboral son las relaciones entre grupos de trabajo. “Si éstas no fluyen de forma efectiva, se crean rumores o problemas que son percibidos por el entorno y no benefician las labores de los trabajadores”. Como consecuencia, "un trabajador podría trabajar de forma aislada sin aclarar las dudas por temor al cuestionamiento y posterior 'chisme' de no ser competente para el trabajo; no compartiría ni confiaría en sus compañeros; y podría culpar a éstos de ser incompetentes cuando no una determinada tarea laboral no ha sido exitosa", señala Ricardo Bascuñán, psicólogo de Megasalud. Otro punto que afecta el entorno es la personalidad de los jefes, que a veces es negativa e influencia en la atmósfera moral imperante. "Muchas jefaturas no son capaces de organizar satisfactoriamente las necesidades del grupo que dirigen", comenta Zulic. Álvaro Vargas, gerente general de Trabajando.com, cree que es fundamental contar con un buen liderazgo, porque si quien maneja la empresa carece de esta competencia, "todo empieza a verse afectado". "Las empresas se componen de equipos de trabajo, grupos disímiles que juntos buscan un mismo objetivo. Para ello, es necesario que exista una buena relación dentro de la organización y la única manera de lograr el éxito grupal, es a través del esfuerzo individual", precisa. En ese sentido, la comunicación es, a juicio de Rodrigo Correa, gerente de Mandomedio Consulting, "la piedra angular del clima laboral". Siempre que las empresas hacen estudios de clima salta el factor comunicación; pero las empresas se quedan con el diagnóstico y no se hacen cargo de ella. Esto pasa cuando la empresa no comunica sus planes y proyectos; información que puede afectar el desempeño de un trabajador, ya que los jefes no comunican bien la tarea y dan escaso feedback y reconocimiento. Sin embargo, para Bascuñan "una falla en las comunicaciones no es lo único; la baja calidad de la infraestructura y condiciones laborales, junto con un entorno nacional caracterizado por la inequidad en la distribución de ingresos y la constante alza de modalidades de empleo vía subcontratación o contratos a honorarios, siempre estarán como factores predisponentes de un mal ambiente laboral". Por último, René Ríos, docente del Instituto de Sociología de la Pontifica Universidad Católica, explica que "los climas laborales dañados o mal percibidos generan muchas ineficiencias, puesto que se gasta mucho tiempo, que debería ser productivo, en interpretar gestos, comunicaciones, instrucciones y similares, atribuyéndoles intenciones nefastas o generando incertidumbres". En tanto, "los climas adecuados, especialmente logrados cuando se gestionan aspectos del entorno organizacional, se caracterizan por generar menos incertidumbres y mayores certezas respecto a la adecuada transformación del esfuerzo y la cooperación en resultados", concluyó.

23 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo